Martes 30 de Noviembre de 2021

Hoy es Martes 30 de Noviembre de 2021 y son las 21:49 LU34 Radio Pigüé, 48 años en el aire

ECOLOGIA

29 de septiembre de 2020

El calentamiento en la Argentina

Las estadísticas oficiales indican que, en los 50 años que van desde 1960 hasta 2010, la temperatura media anual en Argentina se incrementó entre 0,5 °C y 1 °C. Esa variación, que no se dio en todo el territorio de manera uniforme, está asociada a un aumento en las temperaturas mínimas y no tanto en las temperaturas máximas.

Las estadísticas oficiales indican que, en los 50 años que van desde 1960 hasta 2010, la temperatura media anual en Argentina  se incrementó entre 0,5 °C y 1 °C.
Este aumento de las temperaturas mínimas es consistente con el aumento de las concentraciones de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), que inhiben el enfriamiento nocturno en casi todo el planeta durante el período de calentamiento global iniciado en la década de 1960. Otros cambios se han evidenciado en nuestro país respecto a las temperaturas. Los inviernos se han hecho más benévolos, con mayor cantidad de días sin condiciones frías; los otoños tienden  a parecerse al verano y no tanto al invierno; y en cuanto a las temperaturas extremas, han disminuido los días con heladas y ha aumentado la frecuencia de olas de calor en todo el norte y este del país. Toda esta evidencia le da la razón a aquellos que perciben que en los últimos años hay menos diferencia entre los inviernos y los veranos.
“No obstante, si miramos el mapa global vemos que la Tierra se calienta en promedio  1,5 °C y Argentina se calienta menos. Eso es lo que ha estado pasando hasta ahora. En promedio, el aumento de la temperatura no es tan marcado en nuestro país. Pero así y todo, tiene consecuencias en la retracción de los glaciares y en la pérdida de caudal de agua de deshielo” indica la científica.
A su vez, entre  1960 y el año 2000, las precipitaciones medias anuales aumentaron en casi todo el país. Los mayores aumentos se registraron en el norte de la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y Misiones. En estas zonas las inundaciones han sido más habituales. Además se evidencian precipitaciones extremas (gran cantidad de agua en cortos períodos de tiempo) con mucha mayor frecuencia, sobre todo en el noreste de Argentina. “Tenemos proyecciones muy claras que indican que el aumento del nivel del río Paraná será mayor con 2 °C que con 1,5°C”, detalla la especialista.

“Los datos avalan que en Argentina tenemos olas de calor más frecuentes y con máximos cada vez más elevados. Esto viene pasando en los últimos años y las proyecciones muestran que los eventos extremos van a seguir ocurriendo”.

COMPARTIR:

Comentarios